El grupo de expertos estadounidenses del Bitcoin Policy Institute pide a Estados Unidos que rechace las monedas digitales de bancos centrales (CBDC, por sus siglas en inglés) y que se plantee el uso de bitcoin (BTC) y stablecoins como alternativas

En un white paper compartido el martes, los autores, entre ellos la directora ejecutiva de la Texas Bitcoin Foundation, Natalie Smolenski, y el ex líder de crecimiento de Kraken, Dan Held, argumentan que las CBDC despojarían al público del control financiero, la privacidad y la libertad.

Las CBDC no resuelven ningún problema.

Sí extienden el control del Estado a las últimas áreas libres de la vida económica individual.

Mi último white paper para el Bitcoin Policy Institute. ⬇️ 

Smolenski y Held argumentaron que las CBDC esencialmente «proporcionarían a los gobiernos acceso directo a cada transacción […] realizada por cualquier individuo en cualquier parte del mundo», añadiendo que esto podría entonces estar disponible para la «revisión global», ya que la infraestructura gubernamental es un «objetivo de constantes y crecientes ciberataques».

Ambos argumentaron también que las CBDC permitirían a los gobiernos «prohibir, exigir, desincentivar, incentivar o revertir transacciones, convirtiéndolos en herramientas de censura y control financiero

«Como responsabilidad directa de los bancos centrales, las CBDC se convierten en una nueva vanguardia para la imposición de la política monetaria directamente sobre los consumidores: tales políticas incluyen, pero no se limitan a, tipos de interés negativos, penalizaciones por ahorrar, aumentos de impuestos y confiscación de la moneda».

Smolenski y Held sugieren que este mayor enfoque en la vigilancia imitará «los esfuerzos de vigilancia del gobierno chino» al aportar visibilidad estatal a todas las transacciones financieras que no se observan todavía a través del sistema bancario digital.

«A medida que el mundo sigue el camino de China en el siglo XXI, Estados Unidos debería defender algo diferente», argumentaron.

Los autores afirmaron que muchas de las funciones que ofrecen las CBDC ya pueden resolverse con una combinación de bitcoin, stablecoins de emisión privada e incluso el dólar estadounidense, señalando que:

«Para la mayoría de la gente, una combinación de efectivo físico, bitcoin, dólares digitales y stablecoins bien colateralizadas cubrirá prácticamente todos los casos de uso monetario».

Smolenski argumentó que bitcoin y las stablecoins privadas permitirán realizar transacciones digitales instantáneas y de bajo coste tanto a nivel nacional como transfronterizo, mientras que los dólares digitales y las stablecoins seguirán estando sujetos al cumplimiento de las normas contra el blanqueo de capitales y de conocimiento del cliente por parte de «las plataformas que facilitan las transacciones con ellas», y añadió que: 

«La creación de las CBDC es, sencillamente, innecesaria».

El white paper también argumentó que los gobiernos a menudo no están al tanto de las nuevas tecnologías, señalando un incidente a principios de este año cuando la CBDC del Banco Central del Caribe Oriental, se desconectó.

«En efecto, cuando los gobiernos dirigen la implementación de las CBDC, surgen graves problemas de estabilidad y fiabilidad«, escribieron. 

Las CBDC ya están bien desarrolladas en algunos países como China, pero a principios de este mes, el presidente Joe Biden señaló que Estados Unidos está considerando seguir su ejemplo después de ordenar a la Oficina de Política Científica y Tecnológica (OSTP, por sus siglas en inglés) que presente un informe analizando 18 sistemas de CBDC.

Los anteriores debates sobre las CBDC en Estados Unidos han estado marcados por la división y la confusión, lo que constituye uno de los principales problemas del autor con las CBDC: la falta de experiencia de los gobiernos, junto con las posibles violaciones de la privacidad y el control.

Las CBDC son una amenaza para la libertad humana.

Para combatir lo que ven como preocupaciones con las CBDC, Smolenski y Held proponen stablecoins criptográficas vinculadas a las monedas fiat y respaldadas 1:1 con garantías duras que pueden ser emitidas por bancos privados en todo el mundo.

«Esto proporcionaría todos los supuestos beneficios de las CBDC para los usuarios finales, al tiempo que excluye los niveles de vigilancia y control que las CBDC ofrecen al Estado«, dijeron:

«Estados Unidos debería defender algo diferente: debería defender la libertad. Por esta razón, Estados Unidos debería rechazar las monedas digitales de bancos centrales».

El Bitcoin Policy Institute se describe a sí mismo como una organización no partidista y sin ánimo de lucro que investiga las implicaciones políticas y sociales de bitcoin y las redes monetarias emergentes.  

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

You need to log in to make a transfer.