Sin lugar a dudas, estamos viviendo tiempos extraordinarios. Son tiempos de cambios. Cambios que generan conflictos. Y conflictos que generan cambios. Las transformaciones son dolorosas y las reacciones son variadas. Cada país, cada persona, cada grupo, está asimilando las cosas a su manera. No es fácil adaptarse a un mundo en constante mutación. ¿Los desafíos? Muchos.

Tenemos una pandemia, un mercado laboral extremadamente cambiante y complicado, una inflación sumamente elevada (sobre todo en los alimentos y la energía), una sociedad dividida, una crisis logística, fricciones comerciales, una geopolítica bastante tensa, una intensa desconfianza en las instituciones y un conflicto bélico en Europa. El petróleo fue el dolor de cabeza de esta semana.

Saudi Aramco, el mayor productor de petróleo del mundo, anunció una inversión de más de 50 mil millones de dólares para este año con el propósito de aumentar la producción de crudo. Los productores de petróleo están ganando mucho dinero con los últimos incrementos del precio. Pero aquellos con mayor capacidad para la producción quieren aumentar sus barriles por día para ganar aún más. Debemos recordar que Rusia es responsable de un 10-25% de la producción mundial de petróleo. La aspiración de muchos es depender menos del petróleo ruso. ¿Llegó el momento de la energía alternativa?

Hay una idea sumamente poderosa que circula por el mundo: La innovación tecnológica puede mejorar la vida de todos. La automatización, la inteligencia artificial, la robótica, la aviación espacial, la energía alternativa, la Web3, el metaverso, la blockchain, los NFTs, la Defi, y las criptomonedas. El mundo, como lo conocemos, está cambiando.

Bitcoin y las criptomonedas experimentaron una oleada de optimismo al descubrir que el mundo no se acabó después del aumento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos. En tales circunstancias, los mercados tienden a preocuparse mucho en el periodo de anticipación. Luego del evento como tal, la tensión se libera transformándose en esperanza renovada. Claro que hay diferentes interpretaciones en torno a las acciones de la Reserva. Indistintamente de las interpretaciones particulares, el resultado ha sido el mismo: Un oportunismo cauteloso que ha subido los precios.

Ahora bien, hablamos, con ojo crítico, de las criptonoticias de esta semana.

Se descubrió petróleo en los Emiratos Árabes Unidos en el año 1960. La región no es ni la sombra de lo que era antes de esa fecha. Se trataba de unos principados pobres, en un inmenso desierto, viviendo de la pesca, la recolección de dátiles y la cría de camellos. El país se modernizó con los petrodólares. Y ahora es un centro internacional de turismo, comercio, finanzas, e industria. En Dubai, hay mucho dinero. Esta licencia no es una licencia cualquiera. En realidad, es una puerta hacia un mundo de enormes capitales provenientes de todas partes del mundo.

Ya no escuchamos tanto sobre Binance, porque el exchange está obviamente en otra etapa de su crecimiento. El “exchange móvil” no tiene casa ni hogar. Pero este gigante está en todos lados. Lo que no siempre es fácil porque los distintos gobiernos tienen distintas reglas. Sin embargo, Binance se ha expandido por el planeta. Con sus altibajos y buches. Pero expansión, al fin y al cabo. Esa licencia, en Dubai, es definitivamente una victoria en esta lucha. 

De los creadores del fenómeno “Famosa por ser famosa”, ahora tenemos las meme stocks. Se trata de compañías sin fundamentales, pero con la capacidad de atraer inversores debido a su popularidad en los foros en línea y en las redes sociales. Hay activos que son profecías autocumplidas. Es decir, suben de precio, porque los inversores piensan que subirán de precio. Pero esto no es algo que ocurre de manera espontánea. En realidad, son esquemas de manipulación sumamente elaborados. Hay grupos que son expertos creando ilusiones.

El concepto de valor es algo sumamente subjetivo. Lo valioso está en la mente de las personas. La atención es el verdadero creador del valor. Por ende, en este espacio, la promoción es valor. Hay que mantener el entusiasmo con promesas de todo tipo. Las grandes narrativas, la lucha del bien contra el mal, y el viaje del héroe. Listo. Tenemos a un robinhood trader. La persona que piensa que está salvando al mundo por participar en un esquema de manipulación bursátil. ¿Gamestop en mercado NFT? ¿Por qué tardaron tanto?

El Salvador tomó un paso bastante temerario de manera unilateral con la Ley Bitcoin. Eso fue posible, por supuesto, porque El Salvador es un país libre y soberano. Bukele, obviamente, tiene el apoyo político en estos momentos para hacer y deshacer a voluntad. Sin embargo, en un mundo tan interconectado, las acciones de un país afectan a otros países. El Salvador ha puesto el tema Bitcoin en la mesa centroamericana. Lo quieran o no, ahora, le toca a cada país aclarar sus posiciones. Y eso seguramente abrirá un debate interno. Con toda seguridad, las noticias procedentes de América Central no cesarán de llegar.

Bukele es un sujeto bastante controversial. No lo podemos negar. Es un sujeto muy popular. Pero también es un personaje que genera mucho rechazo. Las razones son muchas. Ahora no es el momento ni aquí es el lugar para entrar en detalles. La pregunta: ¿Qué opinan los acreedores de El Salvador? ¿El Salvador en estos momentos está bien visto por los prestamistas internacionales? Más allá de los discursos políticos, más allá de los titulares en la prensa, cuando hablamos de una emisión de bonos, tenemos que hablar obligatoriamente de rankings y percepciones. La opinión de los inversores es de vital importancia para obtener financiamiento internacional. ¿Qué opinan los capitales internacionales de la deuda salvadoreña? ¿Es Bukele confiable? ¿Se le puede dar crédito? Ahí dejó estas preguntas en el aire.

Esta industria está creciendo. Eso significa que ya tenemos la fuerza necesaria para patrocinar los eventos más importantes del mundo. Hemos, definitivamente, salido de la oscuridad. Dejamos de ser un nicho. El ser un nicho facilita las ideas extremas. Es decir, es relativamente sencillo ser un radical dentro de una pequeña comunidad. Por un lado, es más sencillo tener la razón en oposición, porque todo se queda en la teoría. Por otro lado, la uniformidad es mucho más factible en grupos reducidos. Pero ahora vamos a estar en la Copa Mundial de la FIFA. Ahora nuestra comunidad es el mundo. 

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Te puede interesar: 

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

You need to log in to make a transfer.