No todas las preguntas son necesariamente ataques odiosos. Ni todas las preocupaciones son siempre campañas para esparcir FUD. Para la prensa, no puede haber vacas sagradas. Es decir, escribir sobre Tether es válido y necesario. Si Tether se ofende con artículos críticos, lo mejor es que coman limón.  

Tether es la stablecoin con mayor capitalización de mercado cripto. Estamos hablando de un poco más de 67 mil millones de dólares. Lo que implica que hay muchos dolientes en el caso Tether. Muchos de nosotros somos sus acreedores por haber comprado el token. ¿Acaso los usuarios de Tether no podemos tener preguntas, dudas o exigencias?

The Wall Street Journal, uno de los periódicos más importantes del mundo, publicó un artículo periodístico de investigación, el pasado lunes 27 de agosto, sobre Tether. En resumen, se destaca la fina línea que separa los activos de los pasivos en el libro de cuentas de Tether.

«Una caída del 0,3% en los activos podría hacer que Tether sea técnicamente insolvente, un desarrollo que los escépticos advierten que podría reducir la confianza de los inversores y estimular un aumento en los reembolsos».

“En el momento de escribir este artículo, Tether tiene activos por valor de 67.740 millones de dólares y pasivos por valor de 67.540 millones de dólares, lo que marca una diferencia de solo 191 millones de dólares, según el sitio web de Tether.”

Según el sitio de web de Tether: “El artículo busca desacreditar el trabajo que Tether ha realizado en una comunicación transparente y honesta al público”.

«Atacar las reservas de Tether […] destaca aún más una agenda de la publicación para señalar a Tether y dañar su reputación», dijo el emisor del USDT.

En mi opinión, la reacción de Tether ante el artículo es más preocupante que el artículo mismo. El problema es que esa película ya la conocemos. ¿Cómo respondía Celsius a acusaciones similares? ¿Cómo respondía la gente de Terra/Luna a sus críticos? “Clickbait”. “FUD”. “Fakenews”. Para nadie es un secreto que la reputación de Tether no es la mejor. Y eso no es culpa de The Wall Street Journal. En este ecosistema, Tether, debido a su tamaño, antigüedad y penetración, es considerada un mal necesario. Pero no podemos decir que sea el proyecto más transparente. Y las dudas que despierta Tether no son producto de una conspiración. De hecho, son el resultado de una gestión bastante opaca, contradictoria e improvisada.

Los espacios ganados por USD Circle, la competencia más transparente del Tether, demuestran que no todos están satisfechos con Tether. Ante la situación, la victimización es la respuesta más triste y patética. La culpa no es de la prensa. Un buen comienzo para Tether es asumir la responsabilidad y tomar cartas en el asunto con enmiendas y reparos. Obviamente que nadie quiere crear un pánico en torno a Tether. Porque un pánico, al causar una huida masiva, puede convertirse en una profecía autocumplida. Sin embargo, eso no quiere decir que un silencio cómplice es el curso de acción más sensato. Si la investigación de The Wall Street Journal tiene sus fallas, Tether debe aclarar el asunto mostrando las pruebas.

Los exchanges han sido cómplices de Tether por mucho tiempo. Asumo que ha sido cuestión de necesidad y conveniencia. Ahora bien, los exchanges trabajan con Tether. Y eso funciona como una forma de legitimidad a los ojos de muchos usuarios. Sin embargo, en caso de un colapso, los exchanges seguramente se lavarán las manos y no asumirán ningún tipo de responsabilidad. La solución aplicada por muchos particulares ha sido usar Tether únicamente para transacciones rápidas. O sea, se usa Tether por necesidad o conveniencia, pero se evita tener o acumular Tether por mucho tiempo. En la mente de muchos, Tether es una papa caliente que puede explotar en cualquier momento.

El tema de la “insolvencia técnica” no debe caernos como una gran sorpresa, porque ya en el pasado Tether ha reconocido que la paridad 1:1 no siempre se ha respetado. Mejor dicho, ese 0.3% en realidad es bastante generoso. Porque la diferencia entre los activos y pasivos ha sido mucho mayor en el pasado. Y eso no es acorde a terceros. La misma compañía ha reconocido esto en su momento. En otras palabras, Tether ya ha funcionado como un banco no regulado que imprime dinero de la nada al no respetar al pie de la letra una paridad exacta con el dólar.

Es decir, esa “insolvencia técnica” con una caída del 0.3% mentada por el WSJ no es, en el fondo, una razón para la alarma particularmente especial. ¿Por qué? Bueno, porque ese peligro siempre ha estado ahí latente desde hace mucho y ya es conocido por casi todos. Pero, debido a una misteriosa magia contable, Tether ha logrado sobrevivir todos estos años. En otras palabras, la controversia no es cosa nueva para ellos. Tether siempre ha despertado dudas. Y ese riesgo sistémico siempre ha estado respirándonos en el cuello.

Nadie quiere el colapso de Tether. Pero todos sabemos que Tether debe cambiar y debe hacerlo rápido. se sabe que está en la mira de las autoridades. Los reguladores seguramente comenzarán con las stablecoins. Y Tether, sin lugar a dudas, será la primera de la lista. La presión está llegando de todas partes. Entonces, Tether no tendrá más opción que desarrollar una piel mucho más gruesa. Porque el escrutinio será cada vez mayor.

Todo amor es eterno, hasta que se acaba. Por ahora, Tether ha logrado mantener el barco a flote. La suerte ha estado de su lado mucho tiempo. Pero eso no quiere decir que nunca tendrán un mal día. Y, a veces, eso es lo que hace falta para que arde Troya.

Tether tiene fallas. Aquí no caben dudas. Si las fallas no están en sus finanzas, entonces, están en su comunicación. ¿Cómo es posible que una compañía despierte tantas dudas con tanta frecuencia?

Ahora bien, si Tether no quiere cambiar, debemos cambiar nosotros. O sea, el usuario ahora cuenta con alternativas. Hay opciones más transparentes a nuestro alcance. De hecho, no es mala idea premiar a la competencia cuando esta inspira más confianza que la vieja opción. Por otro lado, los exchanges deben jugar un papel activo aquí. Algo así: Sin auditoría independiente, no estás en la lista. Así de sencillo. Sé que no es fácil. Porque Tether es un titán. Pero ya es hora de hacer lo correcto. El tiempo de hacerse de la vista gorda ya pasó. 

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Te puede interesar:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

You need to log in to make a transfer.