El proyecto de ley sobre delitos económicos y transparencia empresarial se presentó ayer en el parlamento del Reino Unido para ampliar los poderes policiales sobre las criptomonedas con el fin de contrarrestar la ciberdelincuencia, el blanqueo de dinero y los «cleptócratas extranjeros».

Aunque no se dirige específicamente a las criptomonedas, el proyecto de ley haría «más fácil y rápido» para las fuerzas del orden, como la Agencia Nacional del Crimen, «incautar, congelar y recuperar criptoactivos» a través de una reforzada y modernizada «Ley de Productos del Crimen», una ley aprobada en 2002 para luchar contra el blanqueo de dinero.

El Director General de la Agencia Nacional del Crimen de Reino Unido, Graeme Biggar, dijo en un comunicado: «Los delincuentes nacionales e internacionales han blanqueado durante años el producto de sus delitos y de la corrupción abusando de las estructuras empresariales del Reino Unido, y utilizan cada vez más las criptomonedas. Estas reformas, largamente esperadas y muy bien acogidas, nos ayudarán a tomar medidas contra ambas cosas».

El verano pasado, la unidad del Mando de Delitos Económicos de la policía metropolitana británica (Met) se incautó de cientos de millones de dólares en criptodivisas en dos redadas distintas. En junio, la Met incautó 158 millones de dólares tras investigar una serie de delitos de blanqueo de capitales.

Sólo tres semanas después, en el marco de las mismas investigaciones, la Met superó su anterior incautación y confiscó 250 millones de dólares.

Criptomonedas: el enfoque británico

En general, el Reino Unido se ha mostrado dispuesto a acoger las criptomonedas como una tecnología potencialmente revolucionaria. El anterior gobierno británico parecía especialmente entusiasmado con ella, hasta el punto de que en abril anunció planes para convertirse en un «centro tecnológico global de criptoactivos«.

En aquel momento, el entonces Ministro de Hacienda, Rishi Sunak, dijo en una declaración preparada: «Es mi ambición hacer del Reino Unido un centro mundial de tecnología de criptomonedas, y las medidas que hemos esbozado hoy ayudarán a garantizar que las empresas puedan invertir, innovar y escalar en este país.»

La principal propuesta de Sunak hacia la regulación de las criptomonedas implicaba regular las stablecoins como «una forma de pago reconocida.»

El gobierno británico también anunció que estaba trabajando con la Royal Mint -el fabricante oficial de las monedas de Gran Bretaña- para producir una moneda NFT que inicialmente iba a ser emitida para el verano, aunque el otoño está casi aquí, y no ha habido actualizaciones.

Proteger a los consumidores británicos

Ya en enero, Gran Bretaña publicó planes para proteger a los consumidores de los anuncios engañosos de criptomonedas.

El gobierno dijo que estaba poniendo toda la publicidad de criptomonedas en línea con la legislación existente de promociones financieras para «aumentar la protección de los consumidores y al mismo tiempo fomentar la innovación.»

Esto significa que los anuncios de criptomonedas necesitan la aprobación de la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) o la Autoridad de Regulación Prudencial (PRA), o una empresa con licencia de cualquiera de ellos.

En marzo, la Advertising Standards Authority (ASA) emitió una «alerta roja» a más de 50 empresas de criptomonedas, advirtiéndoles de que debían ajustar su publicidad a un nuevo conjunto de directrices. La ASA se coordinó estrechamente con la FCA para distribuir el aviso.

Stay on top of crypto news, get daily updates in your inbox.

You need to log in to make a transfer.