Los legisladores estadounidenses han estado presionando para que ciertos testigos (incluido Sam Bankman-Fried) comparezcan en las audiencias del comité programadas para diciembre. ¿A quién debe esperar el espacio cripto para testificar sobre los acontecimientos que condujeron a la caída de FTX?

El 9 de diciembre, Bankman-Fried, o SBF, dijo -bajo la amenaza de una posible citación- que estaba dispuesto a hablar en una audiencia de la Cámara de Representantes de EE.UU. destinada a explorar el colapso de FTX. Los líderes de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes y de la Comité Bancario del Senado habían sugerido que podrían citar al ex-CEO de FTX, lo que llevó a Bankman-Fried a decir en Twitter que estaba «dispuesto a testificar» el 13 de diciembre.

Al cierre de esta edición, el nombre de Bankman-Fried no aparecía como testigo en la audiencia del comité de la Cámara «Investigando el colapso de FTX, Parte I», lo que sugiere que puede haber más previstas en el futuro. Sin embargo, John Ray, que asumió el cargo de CEO de FTX el 11 de noviembre tras la dimisión de SBF, sí intervendrá.

La audiencia de la comisión del Senado, «Crypto Crash: Why the FTX Bubble Burst and the Harm to Consumers» (lit. «Colapso del mercado cripto: Por qué estalló la burbuja de FTX y el daño que causó a los clientes»), programada para el 14 de diciembre, tenía en su lista de testigos a la estrella de Hollywood Ben McKenzie y a la profesora de Derecho Hilary Allen. McKenzie, actor conocido por sus papeles en The O.C. y Gotham, ha criticado abiertamente las criptomonedas, sobre todo cuando los famosos respaldan proyectos.

Al momento de la publicación de esta historia, no está claro quién más del sector de las criptomonedas o asociado con FTX Group puede testificar ante el Congreso en diciembre. En una audiencia celebrada el 1 de diciembre en el Comité de Agricultura del Senado, la primera en la que se analizó la quiebra de FTX, el presidente de la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos (CFTC), Rostin Behnam, fue el único testigo. El presidente de la CFTC señaló las lagunas de la autoridad reguladora de la agencia.

La presidenta del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, Maxine Waters, y el miembro de mayor rango, Patrick McHenry, dijeron en noviembre que esperaban escuchar a «las empresas y personas implicadas, incluidas Alameda Research y Binance, lo que sugiere que se está intentando que hablen el CEO de Binance, Changpeng Zhao, o la ex-CEO de Alameda, Caroline Ellison». Al parecer, Ellison fue vista en Nueva York el 4 de diciembre y no en las Bahamas, donde Bankman-Fried y otros ejecutivos de FTX siguen residiendo.

La estrella de «Shark Tank» e inversor, Kevin O’Leary, dijo en una entrevista el 8 de diciembre que el senador de Pensilvania Pat Toomey -miembro principal del Comité Bancario del Senado- le había pedido que hablara ante los legisladores el 14 de diciembre. O’Leary afirmó que FTX le había pagado USD 15 millones para promocionar el exchange, pero acabó perdiendo unos USD 10 millones cuando la empresa quebró. Su nombre no aparecía en ninguna lista de testigos al cierre de esta edición.

Bankman-Fried había intentado aparentemente retrasar sus comparecencias ante las autoridades estadounidenses en relación con los acontecimientos que condujeron a la caída de FTX, pero concedió entrevistas a varios medios de comunicación, disculpándose repetidamente por su papel en el colapso del exchange. En caso de que testifique ante el Congreso, no está claro si Bankman-Fried planea comparecer en persona -lo que podría ponerle en riesgo de arresto- o a distancia desde las Bahamas.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

You need to log in to make a transfer.