El pasado fin de semana, cuando la stablecoin UST de Terra mostraba las primeras señales de inestabilidad, desprendiéndose de su vinculación con el dólar a 0,985 dólares, Luna Foundation Guard (LFG), la organización sin ánimo de lucro responsable de supervisar la salud del ecosistema de Terra, votó a favor de desplegar 1.500 millones de dólares en Bitcoin y UST de las reservas para reajustar el valor de UST al dólar estadounidense.

El movimiento fue la ejecución de una estrategia de código rojo que LFG había estado planeando durante meses: Desde enero, LFG había acumulado más de 3.500 millones de dólares en reservas de Bitcoin, Avalanche, LUNA y UST, para desplegarlos si UST caía por debajo de 1 dólar. Según LFG, ese capital prestado se utilizaría para comprar grandes cantidades de UST, creando una presión de compra que empujaría a la stablecoin de nuevo a su precio previsto.

Y sin embargo, horas después del préstamo, el lunes, UST comenzó a caer en picado y sin parar. El martes, mientras el precio de UST se precipitaba a mínimos inauditos, las reservas de Luna Foundation Guard estaban prácticamente vacías. Y sin embargo, no llegó la salvación para la stablecoin: al final de la semana, UST se había desplomado a 0,13 dólares, destruyendo el token nativo de Terra «LUNA» en el proceso y borrando 40.000 millones de dólares de valor.

El catastrófico fracaso de la estrategia de respaldo de Terra nos lleva a preguntarnos: ¿Qué pasó exactamente con esos 3.500 millones de dólares? ¿A dónde fueron a parar?

Según la plataforma de análisis de blockchain Elliptic, el lunes, horas después del anuncio de LFG del préstamo de 1.500 millones de dólares, una dirección de Bitcoin asociada a LFG envió aproximadamente 750 millones de dólares en Bitcoin a una nueva dirección. Esa misma tarde, se enviaron otros 930 millones de dólares en Bitcoin desde varios monederos asociados a LFG a la misma dirección nueva. Este total, 52.189 Bitcoin, con un valor de más de 1.600 millones de dólares, se transfirieron de la nueva dirección a una única cuenta en Gemini.

La transferencia dejó 28.205 Bitcoin, por valor de unos 875 millones de dólares en ese momento, en las reservas de la Luna Foundation Guard. A primera hora de la mañana del martes, toda la cantidad fue trasladada a una cuenta en Binance.

Sin embargo, se desconoce si el Bitcoin de esas cuentas de Gemini y Binance se vendió para comprar grandes cantidades de UST. No es posible rastrear más a fondo si esas enormes sumas de Bitcoin fueron vendidas, o movidas a cualquier otro monedero que aún se encuentre bajo el control de LFG.

Tras la catástrofe provocada por el colapso de UST y LUNA, muchos han comenzado a cuestionar abiertamente la transparencia de las acciones de Terra y de su cofundador Do Kwon en la última semana.

MOST SHOCKING THING IS WE STILL DONT HAVE ANY STATEMENT FROM DO KWON OR TERRA TEAM ABOUT WHERE DID ALL THE BTC RESERVE GO, EVEN AFTER 4 DAYS OF $LUNA AND $UST CRASH

— Ash WSB (@ashwsbreal) May 15, 2022

En el momento de escribir este artículo, UST cotizaba a 0,18 dólares, y se considera que no tiene ningún valor. Bitcoin, sin embargo, ha rebotado hasta un precio superior a los 30.000 dólares.

Want to be a crypto expert? Get the best of Decrypt straight to your inbox.

Get the biggest crypto news stories + weekly roundups and more!

You need to log in to make a transfer.