El mundo de los NFT tomó por asalto al ecosistema de las criptomonedas, de manera similar a como las ICO lo hicieron en 2017. Teniendo en cuenta esta tendencia, son varias las empresas que se lanzan al mercado a ofrecer productos y servicios relacionados a estos tokens. Una de las que viene a ofrecer un modelo diferente al tradicional es Carnaval. Se trata de un marketplace de arte apoyado en tokens y con foco en los artistas iberoamericanos. Entre sus diferenciales se destaca que buscan tener una oferta curada (a diferencia de los mercados abiertos como OpenSea) y que está apoyado en la red de Bitcoin.

El proyecto comenzó a gestarse hace un año cuando identificamos la necesidad de que haya un marketplace de arte para conectar marcas con sus audiencias. Y a la vez integrar artistas, coleccionistas y museos a este nuevo cambio de paradigma donde la propiedad está asegurada por la tecnología y es por ende transparente, trazable e indestructible”, mencionó Connie Ansaldi, cofundadora del proyecto en diálogo con este medio.

Debido a la explosión en el mercado de NFT, donde las ventas de tokens no fungibles aumentaron a más de USD 17,000 millones en 2021 según un informe de la empresa de datos NFT Nonfungible.com, las nuevas compañías deben apostar a sus diferenciales para ganar su cuota de mercado. “En el caso de un marketplace como OpenSea, donde el acceso está totalmente democratizado, el arte de artistas se pierde entre colecciones PFPs de collectibles generativos y doodles. Nosotros trabajamos junto a los artistas no sólo la obra (los NFTs) sino también los unlockables (que muchas veces son físicos) y otros incluyen experiencias ligadas al mundo del arte. A su vez queremos traer a los jugadores tradicionales de la industria como museos y galerías para que no les pase como a Blockbuster cuando llegó el streaming o a las disqueras con Spotify. Queremos ayudarlos a reconvertirse. Lo mismo a las marcas. Somos un puente, un NFT solution de artistic branding”.

Sin embargo, las diferencias de esta plataforma, que se lanzó al mercado recientemente en el marco de la conferencia Bitcoin Miami y con más de 200 piezas en su colección, no se terminan en el negocio. Carnaval optó por una tecnología diferente a la que usan la mayoría de los vendedores y almacenadores de NFT; esto es, tokens de Ethereum. En este caso, se decantaron por la blockchain de Bitcoin a partir de su alianza con RSK (ahora conocida como IOVLabs), la empresa argentina que desarrolla tecnología para blockchain. Esto no es casualidad, ya que el fundador de RSK, Diego Zaldivar, también es parte de Carnaval. “Es mucho más segura y también mucho más barata”, sentenció Ansaldi sobre esta decisión. “El gas fee de ETH está por las nubes y eso hace que mintear obras para un artista sea muy costoso. También por la relación directa que tenemos con RSK. Era lógico que el primer marketplace de NFTs lo hagamos sobre esta blockchain”, agregaron desde la empresa.

Desde Carnaval consideran que el mercado latinoamericano es propicio para un proyecto de este estilo ya que “por una cuestión de necesidad y de inestabilidad de su economía interna es muy permeable a la adopción de nuevas tecnologías. Es un espacio increíble para lanzar y testear productos ya que además las comunidades son muy participativas. El problema es que la web 3, es aún compleja. Todavía es un lugar donde hay mucha fricción de UX y el on boarding de cada nuevo usuario lleva tiempo de entendimiento por parte del mismo (y voluntad)“, evaluó la ejecutiva del proyecto.

Más allá del valor especulativo que puede tener comprar un determinado NFT, por ejemplo, nosotros lanzamos en Bitcoin Genesis Drop las primeras 210 piezas y claramente eso tiene un valor en el secondary market, nosotros también apuntamos a aquellas personas que valoran y disfrutan el arte en sí. Por supuesto que alguien que compra un Pollock también está haciendo una inversión, pero seguramente disfruta cada vez que posa en él su mirada. Por otra parte, hay una cantidad infinita de negocios que se abren junto con la tenencia de determinada obra o colección: merchandising, exhibiciones, licencias especiales, etc”, agregó.

Sobre el futuro de la empresa, desde Carnaval están enfocándose en el community building y en atraer a los actores tradicionales al modelo NFT. “Ya tenemos lo más importante: el marketplace armado y funcionado. El desarrollo de Web 3 lleva una gran inversión de tiempo y dinero, pero logramos lo más importante: llegar primero a la red de Bitcoin”, concluyó.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Te puede interesar:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

You need to log in to make a transfer.