Acerca del autor

Zach Hungate, director de juegos de Everyrealm, es un inversionista y desarrollador de videojuegos metaversos y Web3.

Recién salida de las pasarelas de Nueva York y París, la próxima parada del mundo de la moda es decididamente digital: La Semana de la Moda del Metaverso, un evento de cuatro días organizado en Decentraland, comienza el 24 de marzo. El programa incluye casas de moda de todo el mundo, como Dolce & Gabbana y Hugo Boss, que se pavonearán junto a marcas y diseñadores nuevos y exclusivos de la industria digital que harán su debut.

El evento estará muy lejos de la pasarela tradicional, pero puede ofrecer un vistazo al futuro de la moda digital, en el que la marca es menos importante que la estética.

En 2021, muchas marcas tradicionales de moda y lujo entraron por primera vez en el metaverso. Nike y Vans abrieron mundos permanentes en Roblox, donde los usuarios pueden comprar y vestir a sus avatares con Air Force 1 o tablas de skate. Balenciaga se asoció con Fortnite en una colección de trajes en el juego, además de lanzar su propio juego, «Afterworld», donde los fans pueden probar virtualmente las colecciones de temporada. Quizás el mayor titular del año fue la subasta de D&G de una colección digital/física de nueve piezas que se vendió por 1.885 ETH—alrededor de 6 millones de dólares.

Dado el entusiasmo con el que los consumidores han adoptado las NFT y los espacios virtuales, está claro que el lujo y la alta costura tienen un lugar en el metaverso. Pero aún más claro es que los usuarios digitales acuden en masa a los productos de calidad y artísticos—independientemente de que hayan sido fabricados por Rolex o Timex. Considerando la moda como arte, es razonable pensar que la moda digital seguirá la tendencia del arte NFT, con artistas originales y sus colecciones emergiendo como lo más deseable. En particular, los diseñadores y las marcas desconocidas, que se orientan hacia el metaverso, son los más adecuados para este paradigma.

En la moda tradicional, las marcas de diseñadores tienen encanto por su reputación y sus recursos. En general, cuando se compra un producto de Tom Ford o Chanel, se recibe un producto conocido. Se espera que el material sea de calidad, que el diseño esté bien pensado y que la producción sea perfecta—por lo que se paga un precio elevado. Pero el cumplimiento de estas normas tan estrictas cuesta mucho en términos de abastecimiento, diseño y fabricación, y por eso hay relativamente pocas marcas de lujo. Estas limitaciones crean a su vez un elemento de escasez que aumenta el atractivo y la exclusividad de la alta costura.

El metaverso da la vuelta a ese modelo tradicional, ya que la preocupación por la calidad de la producción, el ajuste o las materias primas es irrelevante. En un evento digital, ¿qué diferencia hay entre los vestidos de Dior y los de diseñadores digitales como DRESSX? Y si te preocupas por las apariencias en el metaverso, ¿no preferirías un diseñador nativo del arte digital y familiarizado con el renderizado 3D y la implementación de NFT? Esa es una de las razones por las que las empresas de moda están adquiriendo marcas más pequeñas, nativas de la NFT, que pueden funcionar como paralelos digitales de sus marcas físicas. La adquisición de RTFKT por parte de Nike parece una obviedad si se tiene en cuenta que el mercado de las zapatillas NFT se parece al de las Air Jordans en la tienda online GOAT de Michael Jordan.

La moda digital también abre una vía para que los objetos personales tengan algo más que un valor sentimental. Piensa en tu anillo de la universidad o en tu chaqueta del instituto. Gucci no va a hacer una NFT personalizada ni va a renderizar estos objetos de colección para ti, pero una gran cantidad de marcas independientes ofrecerán este servicio en el metaverso—y lo harán bien. Así, podrás ponerte y quitarte fácilmente estos objetos para mostrar partes de tu vida que, de otro modo, estarían acumulando polvo en tu armario.

En su esencia, la expresión personal es la característica que define tanto la moda digital como la física, y el metaverso sirve como otra vía para crear y expresar la identidad. La diferencia es que el metaverso ofrece un abanico de opciones de estilo personal sin parangón en la vida real. A medida que nos adentramos en la era de la Web3 y el metaverso, los consumidores acudirán a quien les permita crear la identidad que desean, independientemente de la marca.

Coley Hungate ha colaborado en la elaboración de este artículo.

The best of Decrypt straight to your inbox.

Get the top stories curated daily, weekly roundups & deep dives straight to your inbox.

You need to log in to make a transfer.