Como una de las industrias del entretenimiento más antiguas que existen, el negocio de la música ha experimentado muchos avances tecnológicos que potenciaron su adopción generalizada. La digitalización de la música hizo que los artistas pudieran llegar a cualquier audiencia en todo el mundo, y la distribución digital dio a la gente un acceso ilimitado a la música

Con estos avances en la distribución llegaron algunos inconvenientes en la monetización de la música. La forma en que los músicos ganan dinero en formato digital ha reducido los márgenes de los ingresos de los medios de comunicación o del vídeo. Los artistas se han visto abocados a generar ingresos a partir de actividades offline, como los conciertos y la venta de productos, ya que el panorama online se ha llenado de intermediarios que se llevan una parte del pastel.

«La Web3 y las plataformas existentes nos ayudan a construir un nuevo capítulo de la industria musical». Takayuki Suzuki, director general de MetaTokyo —un estudio de entretenimiento de Web3— dijo a Cointelegraph: «Para mí era difícil encontrar buena música, revisando muchas tiendas de discos en Tokio y a veces en el extranjero. Ahora es muy accesible a través del streaming».

El nuevo paradigma de las herramientas Web3 está dando a los creadores los medios para desarrollar una audiencia existente y transformarla en una comunidad. Las relaciones con los fans se han vuelto cruciales y nunca han sido tan estrechas con los artistas en la Web3.

Marcus Feistl, director de operaciones de Limewire, un mercado de NFT de música que originalmente era una plataforma basada en el intercambio de archivos musicales entre pares de software libre, declaró a Cointelegraph:

La industria de la música y los creadores está sin duda a punto de dar un paso adelante, pasando de un modelo Web2 centrado en el consumo de contenidos a un modelo Web3 centrado en la propiedad de los mismos. Los artistas están empezando a encontrar la manera de utilizar mejor la Web3 para interactuar con su público».

Entre los muchos casos de uso de los tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés), el más predominante ha sido la capacidad de formar comunidades en torno a los tenedores de tokens. El auge de las organizaciones autónomas descentralizadas experimentó con la coordinación de estas comunidades de una forma digitalmente nativa. Todo esto abre oportunidades potenciales para los artistas independientes dispuestos a innovar en la próxima iteración del espacio musical.

Volver a alterar la industria musical

La industria musical siempre ha estado dispuesta a probar cosas nuevas. Como dijo a Cointelegraph Mattias Tengblad, director general y cofundador de Corite, una plataforma de crowdfunding musical basada en blockchain: «Cuando los vídeos musicales aparecieron en los años 80, era algo totalmente nuevo y la gente no sabía qué hacer con ello. La adopción de estas cosas suele empezar lentamente, pero al final se convierte en algo generalizado«.

Las plataformas web3 están en sus primeras etapas. La mayoría de los usuarios tienen conocimientos de criptomonedas y una comprensión técnica básica de cómo interactuar on-chain. A medida que el espacio se desarrolla, las plataformas musicales Web3 pueden convertirse en una pieza clave en la forma en que los sellos y los artistas hacen negocios y se comercializan.

Las oportunidades que ofrece esta tecnología facilitan las conexiones entre personas con ideas afines, rompiendo cualquier barrera anterior para formar una comunidad. «Era difícil mantener grandes relaciones en la industria», reflexiona Suzuki, «he estado constantemente conociendo y reconectando con gente con visión de futuro».

Estas innovaciones no son exclusivas de los titulares de la industria musical, y los jóvenes talentos nativos de la Web3 pueden abrir las puertas a una nueva expresión y monetización. Esto está fomentando que la relación entre artistas, intermediarios y fans se convierta en una comunidad.

La innovación musical ofrece a los artistas que prueban las nuevas tecnologías la oportunidad de convertirse en los próximos artistas consagrados de la futura generación. Esto puede disminuir potencialmente la importancia de las discográficas para el éxito de un artista. Muchas compañías discográficas se están involucrando, trasladando parte de su actividad on-chain y publicando colecciones de NFT.

«Siempre serán necesarias las discográficas, pero creo que las que no se adapten al cambiante panorama corren el riesgo de quedarse atrás», afirma Tengblad:

«Una vez que tienes un grupo fiel de seguidores, creo que la tecnología te abre la puerta a monetizar tu trabajo directamente, al tiempo que compartes los beneficios de tu éxito con tus seguidores».

El éxito de los drops de Music NFT muestra cómo la Web3 puede alterar el modelo de recaudación de fondos al permitir a los artistas dirigirse directamente a los fans para obtener financiación. Aquellos artistas que se esfuerzan por comprometerse con su comunidad y construir una relación directa con su base de fans serán los que más se beneficien de la Web3.

De la audiencia a la comunidad

La audiencia se entiende generalmente como una relación unidireccional, mientras que una comunidad sugiere una comunicación bidireccional entre el artista y sus fans. Para que una comunidad sea productiva, los implicados deben enriquecer el proceso creativo escuchando activamente las necesidades de los demás y proponiendo soluciones para mejorar la comunidad en su conjunto.

A medida que los artistas cambian a un enfoque más orientado a la comunidad, la blockchain y los NFT permiten a los artistas recaudar fondos de sus fans sin intermediarios y ofrecer beneficios y oportunidades únicas a las personas que contribuyen a ellos. Las plataformas existentes siguen siendo una herramienta crucial para la creación de comunidades y la distribución de música como complemento de una estrategia Web3.

«La grabación digital asequible ha dado lugar a una explosión de músicos en YouTube que se acercan a su comunidad para colaborar, recibir comentarios instantáneos, hacer transmisiones en directo, etc.», comentó Tengblad. «Las redes sociales y los programas de chat como Twitter, Instagram, TikTok, Telegram y Discord dan a la gente que está interesada en lo que haces la oportunidad de participar en más contenidos tuyos, conectar contigo y con los demás».

Si un artista publica un nuevo vídeo en Youtube, su comunidad puede contribuir al trabajo del artista aportando comentarios instantáneos y proponiendo nuevas ideas que pueden ayudar al artista a crecer y desarrollarse más.

Las actividades realizadas por la comunidad suelen tener un mayor impacto y afectan inmediatamente al crecimiento de un artista. Con el respaldo de una comunidad fuerte, los artistas poseen una base sólida para construir una carrera.

El proceso de compromiso entre el artista y su comunidad tiene que ser lo más sencillo posible, explicó Suzuki:

«La Web3 dará más poder a los artistas y creadores, por lo que será necesario educarlos. Los intermediarios podrían ser simpatizantes o colaboradores de una comunidad que no intercepten información ni dinero».

Esto comienza con una comunicación clara y haciendo que los NFT sean más accesibles para todos. Acercar los NFT y el modelo de propiedad de los contenidos a los fans es lo que, en última instancia, impulsará las comunidades de artistas, ya que crea una conexión mucho más fuerte y exclusiva entre fans y creadores.

«Para los creadores, esto significa un proceso de autoinclusión fácil de usar en el que pueden crear su primer proyecto de NFT en unos pocos clics«, concluyó Fesitl. «Para los fans, esto significa que se puede utilizar un servicio de custodia completo sin necesidad de poseer una monedero o conectar directamente un monedero externo, proporcionando la experiencia Web3 completa».

Los artistas que están más preparados para triunfar en la industria actual son los que están dispuestos a utilizar todas las herramientas disponibles para construir una comunidad interactiva y comprometida en torno a su trabajo.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:  

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

You need to log in to make a transfer.