Tres legisladores estadounidenses han presentado un proyecto de ley que obligaría a la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) a informar sobre el consumo de energía y el impacto medioambiental de los mineros de criptomonedas.

En un anuncio realizado el 8 de diciembre, el representante de California Jared Huffman y el senador de Massachusetts Ed Markey dijeron que estaban «haciendo sonar la alarma» sobre el uso de energía de la minería de criptomonedas en Estados Unidos, afirmando que los mineros de Bitcoin (BTC) representaban aproximadamente el 1.4% del consumo de electricidad del país. Junto con el senador Jeff Merkley, los legisladores presentaron la Ley de Transparencia Medioambiental de la Minería de Criptomonedas, destinada a ordenar a la EPA que informe sobre la actividad minera que consuma más de 5 megavatios.

«Conceder impunidad a esta industria para infligir tal daño medioambiental va en contra de numerosas políticas federales, y necesitamos entender el daño total que esta industria presenta», dijo Huffman. «Mi proyecto de ley con el senador Markey requerirá que las instalaciones de criptominería informen sobre sus emisiones de dióxido de carbono, así como un estudio interinstitucional detallado sobre los impactos ambientales de las criptomonedas – finalmente corriendo la cortina sobre esta industria».

Es hora de que abramos el telón sobre los impactos ambientales dañinos de las criptomonedas.

Hoy, @SenMarkey y yo presentamos un proyecto de ley para obtener la transparencia que necesitamos para la supervisión y la rendición de cuentas en esta industria.

Markey y Huffman citaron las preocupaciones sobre el cambio climático como parte de sus razones para actuar con rapidez en la regulación de la criptoindustria. Un borrador del proyecto de ley incluía reclamos de “ruido y contaminación del agua” causados por mineros.

Scott Faber, vicepresidente senior de asuntos gubernamentales del Environmental Working Group, expresó su apoyo a la legislación, calificando a las criptomonedas de prueba de trabajo como «despilfarro por diseño» y afirmando que BTC y otros tokens incentivarían a los mineros a usar más electricidad:

«La reciente fusión de Ethereum y los anteriores cambios de código demuestran que la transformación por parte de la comunidad bitcoin es posible, del mismo modo que todos nos hemos adaptado a nuevas formas de suministrar energía a nuestros hogares y coches y de cultivar nuestros alimentos […] Todas las industrias, incluido el sector financiero, pueden reducir su consumo de electricidad y sus emisiones de gases de efecto invernadero. Añadir más demanda de electricidad -como exigirá en última instancia la minería de prueba- nos envía en la dirección equivocada».

A pesar de que la blockchain de Ethereum pasó en 2022 de la proof-of-work a la proof-of-stake, que consume menos energía, muchos legisladores estadounidenses han seguido apuntando a las criptomonedas por su consumo de electricidad. En octubre, la senadora por Massachusetts Elizabeth Warren se unió a otros seis miembros del Congreso para solicitar información al responsable del Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas sobre el consumo de energía y el posible impacto medioambiental de los mineros de criptomonedas.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

You need to log in to make a transfer.