Muchos de los beneficios prometidos por la fusión de Ethereum se han hecho realidad, incluida una reducción de más del 99% en el uso de energía y su huella de carbono. Pero los analistas que habían dado la voz de alarma sobre el aumento de la centralización antes de la transición siguen preocupados por el hecho de que relativamente pocas entidades dominen el mecanismo de prueba de participación que ahora subyace en la cadena de bloques.

«Que 7 principales entidades que controlan >2/3 de la participación es bastante decepcionante de ver, para ser sinceros», tuiteó Martin Köppelmann, cofundador de la plataforma DeFi Gnosis.

Publicó un gráfico que muestra que el servicio de staking de Ethereum, Lido, maneja más del 27 por ciento de la validación de Ethereum, seguido por la exchange de criptomonedas Coinbase con más del 14 por ciento.

Un reciente informe de Dune Analytics afirmaba que los dos mayores stakers de Ethereum son actualmente Lido con 4,16 millones de ETH (30,1%) y Coinbase con 2 millones de ETH (14,5%). El resto de stakers, clasificados como «otros», tienen 3,65 millones de ETH (26,5%).

La descentralización es un objetivo clave de las criptomonedas y de Web3. El hecho de que Bitcoin esté «suficientemente descentralizado» es la principal razón por la que se ha mantenido fuera del punto de mira de los reguladores estadounidenses.

Si la participación en la validación de Ethereum se vuelve demasiado centralizada, señalan los expertos en seguridad, la posibilidad de un «ataque del 51%» se vuelve más que teórica. Además, las partes dominantes podrían ser presionadas para censurar las transacciones en la blockchain, aunque el CEO de Coinbase, Brian Armstrong, ha dicho que tal escenario impulsaría a su compañía a salir del negocio del staking.

A diferencia del proof-of-work, que requiere una cantidad considerable de hardware y energía para minar y mantener una red de blockchain de forma rentable, el proof-of-stake depende más de que los usuarios compren y mantengan grandes cantidades de la criptomoneda de la red. Algunos críticos han descrito la fusión o merge como un movimiento hacia la centralización.

Ahora que Ethereum se basa en la prueba de participación o proof of stake, los validadores con al menos 32 ETH pueden hacer staking o comprometerse con la red, en lugar de depender de los mineros. Los grupos más pequeños pueden crear pools de staking para combinar sus ETH y convertirse en validadores o unirse a una plataforma que soporte el staking.

«No debes hacer staking con un intercambio», advirtió el desarrollador del núcleo de Ethereum, Micah Zoltu, en una entrevista reciente con Decrypt. «Perjudica a la red en lugar de ayudar, y el retorno de la inversión en este momento probablemente no vale la pena».

Zoltu recomienda a los usuarios hacer staking de ETH ejecutando su propio nodo de Ethereum, algo que los titulares de Ethereum pueden hacer en un ordenador personal. «Lo puede hacer cualquiera que tenga un ordenador suficientemente bueno, electricidad e internet», dijo.

Mientras tanto, Köppelmann señaló que Bitcoin también tiene un problema de centralización.

«No, queridos fans de Bitcoin, no es mejor en Bitcoin», tuiteó. «De hecho, sólo se necesitan 4 entidades para llegar a >72%».

Stay on top of crypto news, get daily updates in your inbox.

You need to log in to make a transfer.