La organización sin fines de lucro ONG Bitcoin Argentina, que desde el año 2013 trabaja en la promoción y difusión de las tecnologías descentralizadas, emitió un comunicado ante los últimos operativos de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), de Argentina, sobre los equipos utilizados en granjas de minería.

Esto se dio en el marco de diferentes allanamientos que realizó la entidad estatal en las últimas semanas a establecimientos que realizaban actividades de minería de criptomonedas. Según las autoridades, “la granja funcionaba en un establecimiento cuyo registro no describía la actividad que se estaba llevando a cabo”. AFIP, que se dedica a la recaudación fiscal en el país, puso el acento en que algunas de las granjas incatuadas “no contaban con el respaldo patrimonial necesario para poder adquirir todo el hardware minero, es decir, se sospechaba que hubiesen sido contrabandeadas. Estas sospechas se fundamentan en que estos equipos, muchas veces, se comercializan en dólares.

ONG Bitcoin Argentina explicó que “la minería de criptomonedas no es un delito tipificado por el Código penal” y que, por ende, “no es una actividad clandestina o ilegal. A través de un comunicado de prensa, la organización sin fines de lucro buscó “llevar tranquilidad a los usuarios” ante los operativos de la Administración Federal de Ingresos Públicos que se llevaron a cabo en las últimas semanas. “La minería de criptomonedas no es un delito tipificado por el Código penal, por lo cual no es una actividad que en sí misma pueda ser considerada como clandestina o ilegal. En las últimas semanas se dieron a conocer distintos operativos por parte de la AFIP sobre granjas de minería que se debieron a irregularidades que presentaban los equipos informáticos. En ninguno de estos casos la intervención de la agencia estatal se debió a una cuestión de legalidad de la actividad de minería, como fue interpretado desde diversos sectores, sino por una supuesta falta de documentación respaldatoria vinculada a la importación de los rigs”.

Actualmente, la red de Bitcoin consume 92.17 TWh anuales, según el monitoreo constante que realiza la Universidad de Cambridge en su índice de consumo eléctrico. Si bien esta cifra cayó en relación con años anteriores –primordialmente por el menor interés y la menor cotización de los tokens de la criptoeconomía- sigue siendo una cifra alta. Según este mismo índice, Argentina representó, a finales de 2021, el 0,06% del hashrate total que se utiliza en la red de Bitcoin. Una de las razones por las que la minería es popular en Argentina es por su electricidad barata y por tener un clima adecuado en ciertas zonas geográficas.

Por último, desde ONG Bitcoin Argentina aseguraron que uno de sus objetivos es “promover la seguridad jurídica del ecosistema cripto” y solicitaron “al Poder Ejecutivo y Legislativo a nivel nacional dictar las normativas necesarias para promover y regular una actividad que posee un potencial enorme para el desarrollo económico del país.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Te puede interesar:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

You need to log in to make a transfer.