Un programa piloto de moneda digital de banco central (CBDC) en Australia ha recibido más de 140 propuestas de casos de uso por parte del sector financiero. Aun así, el Banco de la Reserva de Australia (RBA) advierte que podría desplazar al dólar australiano y hacer que la gente evite por completo los bancos comerciales.

El 8 de diciembre, el RBA hizo público un discurso pronunciado por el subgobernador Brad Jones en una conferencia del banco central celebrada del 8 al 9 de diciembre, hora local, en el que Jones habla largo y tendido sobre el efecto que podría tener una CBDC en la economía australiana.

Jones señala que el RBA se ha visto sorprendido por el interés que despertó en el sector la publicación del libro blanco el 9 de agosto; más de 80 entidades financieras propusieron casos de uso que abarcan muchos ámbitos, como el comercio electrónico, los pagos fuera de línea y los pagos gubernamentales.

El equipo que trabaja en el programa piloto de eAUD está determinando cuáles de los casos de uso propuestos se incluirán en su fase piloto a principios del próximo año y espera publicar un informe sobre el proyecto a mediados de 2023.

Jones también habló de los posibles riesgos asociados a una CBDC australiana y señaló los problemas de liquidez y de otro tipo a los que podrían enfrentarse los bancos si una CBDC se convierte en la fuente preferida de holdings.

Por ejemplo, dado que los depósitos de los residentes australianos, como las cuentas de ahorro, representan actualmente más del 60% de la financiación total de sus bancos, el hecho de que un número suficiente de australianos elija una CBDC en lugar del dólar australiano podría provocar que los bancos no tuvieran suficiente capital para prestar a los consumidores, lo que a su vez dificultaría al RBA la transmisión de la política monetaria, afirmó.

Composición de la financiación de los bancos en Australia. Fuente: RBA

Jones también señala que el hecho de que los australianos prefieran mantener sus fondos en una CBDC «sin riesgo» podría provocar corridas bancarias, debido a los retiros masivos de depósitos por parte de los australianos.

Sin embargo, el subgobernador sugiere que las CBDC también podrían proporcionarles a los australianos muchas ventajas, como beneficios para la privacidad -argumentando que el banco central no tiene incentivos para utilizar datos personales que puedan ser explotados por organizaciones privadas- y podrían ayudar a salvaguardar la soberanía monetaria que podría perderse si una stablecoin o una CBDC extranjera llenara un vacío nacional.

También señala el potencial de las transacciones fuera de línea para aumentar la resistencia de los sistemas de pago existentes, además de una mayor eficiencia y reducción de costes para los usuarios finales.

Jones terminó el discurso añadiendo que los australianos deben confiar en que el Banco de la Reserva seguirá emitiendo billetes «mientras les den valor como bien público».

Los críticos suelen temer que la introducción de las CBDC resulte en la desaparición de los billetes. Este temor da crédito a la medida adoptada por Nigeria el 6 de diciembre de limitar aún más los retiros de efectivo tras la emisión de la eNaira.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

You need to log in to make a transfer.