El grupo afirmó que todas las tecnologías -incluidas aparentemente las criptomonedas- tienen el potencial de permitir la reducción de emisiones, así como el aumento de las mismas, en función de cómo se gobiernen.

21 Vistas totales

11 Número total de compartidos

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático considera que las emisiones de CO2 de las criptomonedas son una

La sección de las Naciones Unidas encargada de evaluar la ciencia relacionada con el cambio climático, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), ha incluido las criptomonedas entre las tecnologías que pueden requerir una mayor demanda de energía.

Según un informe publicado el lunes, el IPCC dijo que las criptomonedas, como parte de la infraestructura en torno a los centros de datos y los sistemas de tecnología de la información relacionados con la blockchain, tienen el potencial de ser una «importante fuente mundial» de emisiones de dióxido de carbono. El grupo dijo que las emisiones de CO2 estimadas entre 2010 y 2019 sugerían que sólo había una probabilidad del 50% de limitar el aumento de la temperatura media de la Tierra en 1.5°C, basándose en el presupuesto de carbono restante a partir de 2020.

«Los requisitos energéticos de las criptomonedas también son una preocupación creciente, aunque existe una incertidumbre considerable en torno al uso de energía de su infraestructura de blockchain subyacente», señala el informe. «Si bien está claro que los requisitos de energía de la minería global de Bitcoin han crecido significativamente desde 2017, la literatura reciente indica un amplio rango de estimaciones para 2020 (47 TWh a 125 TWh) debido a las lagunas de datos y las diferencias en los enfoques de modelado.»

El IPCC incluyó los requisitos de energía para la inteligencia artificial junto con las criptomonedas y blockchain. Sin embargo, el grupo señaló que todas las tecnologías tenían el potencial de permitir la reducción de las emisiones, así como el aumento de las mismas, en función de cómo se gobernaran:

«Las grandes mejoras en las tecnologías de almacenamiento, procesamiento y comunicación de la información, incluida la inteligencia artificial, afectarán a las emisiones. Pueden mejorar el control de la eficiencia energética, reducir los costes de transacción de la producción y distribución de energía, mejorar la gestión de la demanda […] y reducir la necesidad de transporte físico».

El informe fue el tercero y el último del IPCC en su empeño por recomendar la reducción de las emisiones mundiales a la mitad para 2030 con el fin de reducir los efectos medioambientales del cambio climático. La mayoría de los expertos coinciden en que los efectos podrían incluir la subida del nivel del mar, el aumento de las condiciones meteorológicas extremas, lo que supondría un reto para las poblaciones que residen cerca de las costas y la producción de cultivos.

«En los escenarios que hemos evaluado, para limitar el calentamiento a unos 1,5°C es necesario que las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero alcancen su punto máximo antes de 2025, como muy tarde, y se reduzcan en un 43% para 2030; al mismo tiempo, el metano también tendría que reducirse en un tercio aproximadamente», afirma el IPCC. «Incluso si hacemos esto, es casi inevitable que superemos temporalmente este umbral de temperatura, pero podríamos volver a estar por debajo de él a finales de siglo».

«We need to take action now or 1.5ºC will become out of reach, it will be physically impossible to get there.» – #IPCC Working Group III Co-Chair Jim Skea at today’s press conference for the release of the latest #IPCC #ClimateReport on the mitigation of #climatechange. pic.twitter.com/EVouUNxaVQ

— IPCC (@IPCC_CH) April 4, 2022

Muchos reguladores, legisladores e incluso animadores han convertido las criptomonedas y blockchain en objetivos a medida que los efectos del cambio climático se hacen más visibles a nivel mundial y la necesidad de reducir las emisiones crece. Sin embargo, CoinShares informó en enero que la red de minería de Bitcoin (BTC) representó el 0.08% de la producción mundial de dióxido de carbono -49.360 megatones- en 2021.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

You need to log in to make a transfer.