Entre los numerosos informes y otros materiales escritos que exige la orden ejecutiva del Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, del 9 de marzo, titulada «Garantizar el desarrollo responsable de los activos digitales», se encuentra un marco para mejorar la competitividad económica de Estados Unidos en las tecnologías de activos digitales, que debe presentar el Departamento de Comercio el 5 de septiembre. En preparación de ese documento, el Departamento de Comercio solicitó comentarios públicos hasta el 5 de julio, proporcionando 17 preguntas para fomentar el debate.

Hasta el mediodía del 5 de julio, el Departamento de Comercio había recibido ocho comentarios. Los comentarios iban desde unos pocos párrafos hasta páginas de análisis detallado. La respuesta de Mastercard, de 16 páginas, fue la más larga.

Mastercard afirma en su respuesta que Estados Unidos se encuentra en una posición especialmente fuerte como centro de servicios financieros y de innovación tecnológica. Insta a que se tomen varias medidas para preservar esas ventajas. La falta de claridad normativa es un obstáculo importante para los negocios y la innovación, escribió Mastercard, y añadió:

“Por lo tanto, Mastercard respalda la opinión de que la administración de EE. UU. debería considerar el liderazgo en la regulación de los activos digitales como un factor clave para la competitividad general de las empresas estadounidenses en este sector”.

Además, Mastercard dijo que los países están creando requisitos onerosos para las empresas del sector y recomendó que se incluya en los acuerdos comerciales internacionales de Estados Unidos «un enfoque sobre el tratamiento del comercio digital».

El grupo comercial tecnológico Chamber of Progress instó a la claridad normativa y al desarrollo de la mano de obra para preservar la posición de liderazgo de Estados Unidos. La Proof of Stake Alliance promocionó las ventajas de las tecnologías de proof-of-stake como «el futuro de la innovación en activos digitales» en respuestas cuidadosamente argumentadas a cuatro de las preguntas de debate del departamento.

Un investigador visitante del Mercatus Center de la Universidad George Mason defendió ampliamente el alivio de «la pesada carga regulatoria que soportan las empresas de activos digitales de EE.UU.» y la necesidad de desarrollar protecciones de la privacidad.

La American Bankers Association también se mostró a favor de la claridad regulatoria, aunque criticó el Boletín de Contabilidad del Personal 121 de la Comisión de Bolsa y Valores por inhibir la competitividad. Alabó los sistemas de pago existentes en Estados Unidos y calificó los beneficios de una CBDC estadounidense de «inciertos y poco probables». La Independent Community Bankers of America dijo que los activos digitales «presentan numerosas amenazas significativas, incluyendo delitos financieros y riesgos para la estabilidad financiera» y se opuso abiertamente a una CBDC estadounidense.

La orden ejecutiva sobre el desarrollo de los activos digitales exigía más de una docena de respuestas por escrito. La primera de ellas fue publicada por el Departamento de Justicia en junio. El marco del Departamento de Comercio es uno de los cinco documentos que se espera que se publiquen el 7 de septiembre.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

You need to log in to make a transfer.