Cuando el gigante de las redes sociales de la Web2, Facebook, cambió su nombre por el de Meta, parece que se olvidó de averiguar si su idea de logo se parecía a la de otro servicio de la Web3… Otro servicio como Dfinity, por ejemplo.

La Fundación Dfinity, con sede en Suiza y desarrolladora de la blockchain de Internet Computer (ICP), ha demandado a Meta por infracción de derechos de autor ante un tribunal de distrito de EE.UU., alegando que el logotipo en bucle de esta última se parece demasiado al símbolo del infinito de Dfinity.

Dfinity afirma en la demanda, presentada el 29 de abril: «Meta y Dfinity pretenden atraer a los mismos usuarios, es decir, a aquellos que buscan una experiencia de usuario innovadora y diferente, creada por los usuarios, para los usuarios».

La incursión de Facebook en el metaverso, que trae consigo la posibilidad de NFTs y otros elementos de la Web3, amenaza la marca de Dfinity, aunque esa marca quizás valga menos que antes del lanzamiento de ICP en mayo de 2021.

Meta logo
Logo de Meta. Imagen: Shutterstock
Logo de Dfinity. Imagen: Shutterstock
Logo de Dfinity. Imagen: Shutterstock

Dfinity ha recaudado 195 millones de dólares en financiación desde 2018, con el objetivo de crear una blockchain descentralizada que anule la computación en la nube convencional, que requiere servidores centralizados propiedad de Amazon, Google y similares.

Al igual que Ethereum, Internet Computer ofrece contratos inteligentes y la posibilidad de crear aplicaciones descentralizadas que funcionan sobre la blockchain. En ella se encuentran aplicaciones e intercambios de préstamos DeFi, mercados NFT y juegos de blockchain. A diferencia de Ethereum, ya utiliza un mecanismo de consenso «proof-of-stake» que le da una ventaja en términos de velocidad de transacción y asequibilidad. Además, la red está aparentemente diseñada para escalar automáticamente a medida que más aplicaciones la utilizan.

Pero aún no se ha puesto de moda. Después de que la moneda ICP debutara con una capitalización de mercado de 57.000 millones de dólares, se tambaleó por debajo de los 3.000 millones. El token ICP se vende ahora a 12,80 dólares, un 98% menos que el día de su debut.

Pero Dfinity cuenta con un amplio pozo de recursos, incluidos los de sus principales patrocinadores, Andreessen Horowitz y Polychain Capital. El pasado mes de mayo, dedicó 200 millones de dólares a incorporar desarrolladores a la red. También ha impulsado las integraciones con Ethereum y Bitcoin.

Meta, que también es propietaria de Instagram y Whatsapp, también está de capa caída. Anunció un descenso de usuarios activos diarios en el cuarto trimestre de 2021, así como, por primera vez, un crecimiento de los ingresos de un solo dígito. Meta se recuperó la semana pasada con una actualización de los resultados que superó las expectativas de Wall Street. Pero al igual que muchos gigantes tecnológicos, como Amazon y Google, ha sido un 2022 difícil; el precio de sus acciones ha bajado más del 37% desde el comienzo del año.

Ante la creciente presión de rivales de las redes sociales como TikTok, el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, se lanzó a finales de 2021 con una estrategia para crear un metaverso, una experiencia online que incorpora elementos de realidad aumentada y virtual. Los proyectos de Web3 también están trabajando en la construcción de un metaverso de código abierto.

Dfinity, por su parte, no ha depositado sus esperanzas en el metaverso como lo ha hecho Meta, aunque cuenta con un puñado de aplicaciones de terceros diseñadas con el metaverso en mente, incluidos los juegos IC Gallery y MetaSports Basketball.

Dfinity ha pedido al tribunal que ordene a Meta que deje de utilizar el símbolo del infinito. También reclama los beneficios derivados de la supuesta infracción de la marca.

The best of Decrypt straight to your inbox.

Get the top stories curated daily, weekly roundups & deep dives straight to your inbox.

You need to log in to make a transfer.