Las autoridades de todo el mundo luchan contrarreloj para hacer justicia a los millones de personas afectadas por los fraudes financieros cometidos por el CEO de FTX, Sam Bankman-Fried. Como parte de las investigaciones en desarrollo, los abogados que representan a la Comisión de Valores de las Bahamas pretenden acceder a la base de datos de FTX con información de clientes internacionales.

Dichos abogados presentaron una moción de urgencia ante un juez de quiebras de Delaware solicitando acceso a la base de datos de clientes de FTX para contribuir a sus investigaciones en curso. La moción destacaba anteriores intentos fallidos de acceder a la base de datos del extinto exchange de criptomonedas. Como resultado, los abogados afirmaron que los empleados y abogados de FTX impidieron que las autoridades obtuvieran información financiera crítica.

Al parecer, la base de datos en cuestión se almacena en bases de datos de Amazon Web Services (AWS) y Google Cloud Portal, que incluyen información personal como direcciones de billeteras, saldos de clientes, registros de depósitos y retiros, operaciones y datos contables. Según los abogados, el procedimiento de quiebra de Estados Unidos «no sufrirá ningún daño o dificultad si se concede este levantamiento».

Mientras que AWS se utilizaba para almacenar la información de los clientes, FTX utilizaba los servicios de Google como plataforma de análisis para los datos de los usuarios residentes fuera de Estados Unidos. Según la presentación de la CNBC:

“Si bien los Liquidadores Provisionales Conjuntos están felices de entablar un diálogo con los Deudores de EE. UU., su negativa a restaurar el acceso de inmediato ha frustrado la capacidad de los Liquidadores Provisionales Conjuntos para cumplir con sus deberes según la ley de las Bahamas y ha puesto los activos de FTX Digital en riesgo de disipación”.

El último efecto dominó del fraude de FTX lo sufrió el medio de comunicación The Block, que no había revelado la financiación procedente de Alameda Research. El CEO de The Block, Mike McCaffrey, dimitió de su cargo tras no revelar un préstamo de USD 27 millones de la empresa hermana de FTX, Alameda Research.

El 7 de diciembre, el nuevo equipo directivo de FTX supuestamente contrató a un equipo de investigadores forenses financieros para rastrear los fondos de clientes desaparecidos que superan los USD 450 millones en criptomonedas.

Como informó anteriormente Cointelegraph, la empresa forense tiene la tarea de llevar a cabo el «rastreo de activos» para identificar y recuperar los activos digitales desaparecidos y complementará el trabajo de reestructuración que está llevando a cabo FTX.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.

You need to log in to make a transfer.